Alveolitis

La alveolitis es una inflamación que se produce cuando las paredes de los alvéolos pulmonares se irritan y se dañan. Los síntomas pueden incluir dificultad para respirar, tos y fatiga que empeora con el tiempo.

Es esencial un diagnóstico precoz y el tratamiento de los primeros signos de la enfermedad pulmonar para eludir complicaciones como cicatrices permanentes o bien insuficiencia respiratoria repentina.

Síntomas

La mayor parte de los casos de alveolitis son crónicos, es decir, ocurre gradualmente a lo largo de múltiples meses o años. Un hombre en la etapa temprana de la enfermedad puede tener síntomas leves, como:

La alveolitis no tratada puede limitar seriamente la disponibilidad de oxígeno y ocasionar una coloración azulada de la piel (cianosis), confusión mental, y probablemente inconsciencia. La enfermedad de pulmón en estadio tardío ser mortal si no se busca atención inmediata.

Causas

Existen muchos factores diferentes conocidos de alveolitis e incluyen:

  • Infecciones severas virales
  • Enfermedades respiratorias frecuentes
  • Radioterapia
  • Trastornos autoinmunes
  • Inhalación de irritantes, como el asbesto, polvo de sílice o virutas de metal

Complicaciones

Con alveolitis, las células inflamadas y dejan expandirse y contraerse apropiadamente. Con el tiempo, la inflamación puede ocasionar cicatrices permanentes que hacen que los alvéolos dejen de funcionar.

Diagnóstico

Las radiografías y tomografías computarizadas pueden descubrir el grado de inflamación y cicatrización de los tejidos en los alvéolos.

Aparte de confirmar la presencia de la enfermedad, el médico acostumbra a efectuar pruebas físicas, como la espirometría para poder ver cómo funcionan los pulmones.

La etapa de la enfermedad y la gravedad de las dificultades respiratorias determinarán el tratamiento conveniente.

Tratamiento

El tratamiento puede incluir tomar fármacos, cambios de modo de vida, o cirugía.

Medicamentos

En un inicio muchos casos de alveolitis son tratados con medicamentos anti-inflamatorios como esteroides que pueden ser inhalados o bien tomados por vía oral.

Rehabilitación pulmonar

Se recomienda hacer ejercicio, comer sano, dejar de fumar y el empleo de máscaras de filtro cuando se trabaja cerca de irritantes.

Oxigenoterapia

Las complicaciones mayores pueden precisar oxígeno suplementario y una hospitalización para monitorizar la enfermedad.

Cirugía

Si todas las otras opciones no dan alivio, puede ser considerado un trasplante de pulmón.