Cor pulmonale

El cor pulmonale es una condición en la cual el ventrículo derecho del corazón se agranda y tiene que bombear con más fuerza de lo habitual para mover la sangre por las arterias pulmonares estrechas o bloqueadas.

Síntomas

En las primeras etapas de esta enfermedad, las personas no suelen tener muchos síntomas aunque pueden tener síntomas de la enfermedad que la causa. Estos podrían incluir dificultad para respirar, presión en el pecho y tos.

A medida que el cor pulmonale avanza, por lo general se observa hinchazón especialmente en las extremidades y en particular en los pies y las piernas.

La mala oxigenación al resto del cuerpo puede dar a la piel un color azulado (cianosis), especialmente en los lechos ungueales. El ritmo cardíaco es normalmente anormal y un murmullo pronunciado suele ser perceptible en el examen.

Causas

Las causas de cor pulmonale están estrechamente vinculadas a las causas de la hipertensión pulmonar. Las causas que pueden crear un aumento de la presión en las arterias pulmonares, incluyen defectos estructurales, condiciones como fibrosis quística o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). De éstos, la EPOC suele ser la principal causa de cardiopatía pulmonar y las personas en mayor riesgo de la EPOC son los fumadores.

Complicaciones

Sin tratamiento, el cor pulmonale es a menudo fatal. Por lo general, la condición permanece crónica. Es una enfermedad difícil que requiere la vigilancia y la atención cuidadosa cuando se descubre.

Diagnóstico

Si se sospecha de cardiopatía pulmonar, el cardiólogo puede realizar varias pruebas para confirmarlo, como un examen físico, un ecocardiograma y una radiografía de tórax. Los médicos también pueden solicitar exploraciones de los pulmones o el cateterismo cardíaco, para determinar el alcance de la hipertensión pulmonar y la presencia de daño estructural en el ventrículo derecho.

Tratamiento

Puede que no sea posible completamente deshacerse de los síntomas de la EPOC, y la fibrosis quística es incurable. No obstante, algunos tratamientos pueden ayudar a mejorar la función cardíaca derecha. Estos incluyen el uso de bloqueadores de los canales de calcio, y varios medicamentos inhalados. Si hay un daño significativo al corazón o a los pulmones, puede ser considerada la cirugía para reparar defectos de la estructura del corazón, o hacer un trasplante de corazón o pulmón.