Flujo espiratorio máximo o peak-flow

El flujo espiratorio máximo (FEM) o peak flow (PEF) es la velocidad máxima con la que una persona puede espirar. Indica cómo los pulmones son capaces de pasar el aire a través del cuerpo y por tanto el grado de obstrucción de las vías respiratorias.

Cómo se mide

El PEF se mide usando un medidor de flujo máximo, un dispositivo simple que cuenta con una boquilla y una escala para medir la fuerza de la exhalación.

Papel en el diagnóstico

Esta prueba se utiliza comúnmente para las personas que sufren de asma, aunque también se utiliza para otras dolencias respiratorias, como la bronquitis crónica.

La prueba se realiza generalmente con frecuencia y durante un largo período de tiempo, para un mejor seguimiento del progreso de un paciente. Sobre la base de las tasas del PEF, se prescribe la cantidad correcta de medicamento para aliviar los problemas respiratorios.

Los pacientes no sólo pueden comprobar el PEF en la consulta del doctor, sino que también pueden hacerlo regularmente desde su casa como una forma de hacer un seguimiento de su enfermedad. Estas lecturas pueden ayudar a un paciente a decidir aumentar o disminuir la medicación. Por ejemplo, un enfermo de asma con lecturas de peak flow que mejoran puede decidir disminuir la cantidad de veces por día que utiliza el inhalador de esteroides.

Valores normales

Se han publicado varios valores de referencia que varían según la población, grupo étnico, la edad, el sexo, la altura y el peso del paciente. Se utilizan tablas o gráficos para determinar el valor normal para un individuo en particular. Hay diferentes escalas no equivalentes utilizadas para medir el flujo espiratorio máximo. A continuación se muestra un gráfico usando la escala de la UE. 1

valores normales para el flujo espiratorio máximo (PEF), mostrados en la escala de la UE

Ventajas y desventajas sobre la espirometría

La medición del PEF es una técnica fácil que tiene sus ventajas y desventajas en comparación con la espirometría:

Ventajas

  • Los resultados del PEF están correlacionados con los valores del FEV1.
  • Realizarla provoca menos fatiga que la espirometría forzada
  • El medidor es pequeño, portátil y simple de emplear
  • El mantenimiento técnico del dispositivo es mínimo
  • La interpretación del resultado es simple

Inconvenientes

  • No puede reemplazar por completo la espirometría
  • No proporciona información de las vías aéreas pequeñas
  • No es útil en pacientes con EPOC
  • Depende del esfuerzo y correcta técnica de realización, por lo que puede que sea menos útil en los niños pequeños y en ancianos y susceptible se simulación por el paciente.

Referencias

  1. Nunn AJ, Gregg I. (Abril de 1989). “New regression equations for predicting peak expiratory flow in adults”. BMJ 298 (6680): 1068–70. doi:10.1136/bmj.298.6680.1068. PMC 1836460. PMID 2497892.